Thursday, July 19, 2012

Volver a escribir.

Pasaron más de tres años desde el último posteo en este blog, y este regreso es una mezcla de sorpresa y no. Es un reencuentro. En este tiempo transformé el escribir. Lo establecí como mi trabajo, le puse técnica, esfuerzo y proyección. Le puse volanta, título y copete. Cantidad de caracteres, epígrafe y textuales. Le pusieron precio y firma. Fecha de cierre, medio y edición. De a momentos me esforcé tanto que hasta logré, de a ratos, odiar escribir. Pero fue recién ahí, que supe que lo había hecho oficio. Y en ese vínculo amor-odio, me doy cuenta que es inevitable. Siempre vuelvo. Las palabras ahí están. Y (como garabateé alguna vez, en algún papel perdido), yo ahí voy, contra ellas o con ellas. Soy esto. Mi anotador, mi notebook, mis mil papeles. Todos ofician de la Olivetti moderna que ilustra este post (gracias Paste, pronto adquiré ese vinilo para mi compu). Después de tanto portfolio, blog y social media, este tenía que volver. Sin tanta búsqueda tecnológica, ni followers, ni difusión, ni nada. Simplemente para volver a las fuentes, ahí donde empezó todo. Ahí me reencuentro, e invito a quien quiera pasar. Bienvenidos todos, y welcome back to me.

No comments:

Post a Comment