Monday, December 31, 2012

Dedos que queman.



(Retomé este blog y el escribir en este 2012 que se va. Revisando, muchas cosas tristes. Pero elijo comenzar el 2013 con esto, con la certeza de volver a ser yo, con la convicción de que las mismas palabras que me atraviesan, conservan el mismo poder mágico que han tenido siempre en mí. Gracias, palabras, por también sanar.)


Las noches vuelven a ser mías
y tienen algo de maravilloso
de extraño
magia en el aire que hace rápidos mis dedos
para escribir, porque ahora escriben de nuevo.

Soy un canal
de ideas
de energía del universo
de sentimientos encontrados
que ni yo todavía entiendo

Antes (hace tan poco)
mis noches eran tuyas
eran de tus películas
de la música que elegías
de enredar mis dedos en tu pelo
(mis dedos, que no podían escribir)
y abrazarte fuerte

Me dabas la espalda
me perdía en el sueño
y al otro día, todo volvía a empezar
con mis dedos dormidos

Ahora queman
escriben compulsivamente
no se asustan de lo que tengo para decir
(a veces, me asusto yo)
y fluyen
los dedos quemantes

pero siempre de noche

la misma que alguna vez fue nuestra
y hoy te olvida.


Saturday, October 20, 2012

Seis.




6 meses para enamorarse.

6 meses para descubrir el mundo.

6 años para planear una vida al lado de alguien.

26 días para que se derrumben esos planes y tocar fondo.

6 meses para rearmarse.

6 viajes para re na cer .

Monday, October 15, 2012

volver al pasado.


(volví a esta novela y encontré algo que escribí entre sus páginas. cosas que ya sabía hace casi tres años. pero ahora entiendo).


Es casi como una sensación

de frío

de lejanía

de desamparo.

Tu ausencia corrompe
estos espacios
que no son más que eso

fragmentos de tiempo

que se dividen

y dejan distancias

y llenan de silencio

el futuro que no miramos.

Tuesday, July 24, 2012

blue morning.





Amanecer helado
color neón
ladridos a lo lejos
el ruido de un tren
el tiempo detenido
y elijo este instante

(me
quedo
congelada
acá)

en el que el día
aún no empezó
y todo

absolutamente t o d o

puede ser posible.

Thursday, July 19, 2012

Volver a escribir.

Pasaron más de tres años desde el último posteo en este blog, y este regreso es una mezcla de sorpresa y no. Es un reencuentro. En este tiempo transformé el escribir. Lo establecí como mi trabajo, le puse técnica, esfuerzo y proyección. Le puse volanta, título y copete. Cantidad de caracteres, epígrafe y textuales. Le pusieron precio y firma. Fecha de cierre, medio y edición. De a momentos me esforcé tanto que hasta logré, de a ratos, odiar escribir. Pero fue recién ahí, que supe que lo había hecho oficio. Y en ese vínculo amor-odio, me doy cuenta que es inevitable. Siempre vuelvo. Las palabras ahí están. Y (como garabateé alguna vez, en algún papel perdido), yo ahí voy, contra ellas o con ellas. Soy esto. Mi anotador, mi notebook, mis mil papeles. Todos ofician de la Olivetti moderna que ilustra este post (gracias Paste, pronto adquiré ese vinilo para mi compu). Después de tanto portfolio, blog y social media, este tenía que volver. Sin tanta búsqueda tecnológica, ni followers, ni difusión, ni nada. Simplemente para volver a las fuentes, ahí donde empezó todo. Ahí me reencuentro, e invito a quien quiera pasar. Bienvenidos todos, y welcome back to me.