Sunday, July 23, 2017

vacío.


no hay lugar

para una respuesta breve
un llamado
para una casa
para mis muebles
para un hijo
para planes
para el tiempo
compartido

me acomodo incómoda
en el poco espacio
me miento
para pensar que puedo quedarme ahí
que después de todo
el poco espacio
es lo que es
ya pasará.

no hay lugar

no hay futuro
hay preguntas
hay tristeza
hay vacío
yo en el centro
vos de espaldas
y en el hueco que queda


hay silencio. 

Wednesday, July 01, 2015

vos en mi.

Hay algo en tu abrazo
en tu mirada
en tus manos
algo que me redefine
me reconcilia con quien quiero ser
me hace feliz instantáneamente
de un modo que no sabía posible
me hace reír brillando.
Hay algo
que nos encuentra
en ese universo
que hicimos nuestro.
No sé bien qué es,
ni me importa tanto descifrarlo
más me importa
que mi memoria registre todo,
que guarde tu imagen
que no se olvide de cada palabra que decís
de tu perfume
de tu efecto en mi.
Quizás es  eso
hay algo en vos
que me eleva, me expande, me rompe, me rearma, me dibuja, me construye, me equilibra, me proyecta, me libera.
Hay algo en vos


que me salva.

Tuesday, January 20, 2015

inoportuna.




Quien no lo sepa ya, lo aprenderá de prisa: 
la vida no para, no espera, no avisa. 
Tantos planes, tantos planes 
vueltos espuma 
tu, por ejemplo, 
tan a tiempo 
y tan...
inoportuna.

Sunday, January 18, 2015

el amor era esto.


El amor era esto.
Una madrugada de lluvia
un plato o una copa
un viaje
una imagen de Frida
un lunar azul
un robarle tiempo al tiempo
y ser dos en una cama de uno
y deshacernos y rearmarnos y rompernos
y no saber qué hacer con eso.
Un domingo eterno,
de saber que no vas a estar.
Una pesadilla en la que robo
cuando yo no sé robar
pero te robo a vos.
Y robo mal: me quedo con pedazos
de recuerdos
de cuerpo tuyo en mi cuerpo
me quedo sola,
mirándome las manos
que capaz si,
eran grandes para agarrarte la cara
conectar
y encajar perfecto
como encajás en mí.
Pero el tiempo, vos y todo
se me escurren
entre estas manos grandes
me quedo sola
y no hay espera, no hay nada.
Silencio. Lluvia de fondo.
Llorar un poco, no decir.
Romperme en esquirlas
(ya estaba rota, ahora es estallar).
El amor como un espejismo
un pasaje breve
un secreto que hay que ocultar
o el vacío que queda ahí por donde pasaste.
A veces me da miedo,
me aterra 
que el amor sea esto.

Monday, October 20, 2014

(re)encuentro.


(...) Después de esa noche, las despedidas serían siempre un hasta luego. Una sucesión de encuentros buscados, de excusas, de besos robados, de indirectas cómplices en público. De buscar señales para encontrarse en la cotidianeidad que los encontraba separados. Un mensaje en una pared, una canción, un comentario de alguien al pasar que uniera la vida de uno con la del otro como por casualidad. La necesidad de que el azar o el destino legitimaran eso -indefinido o no- en lo que se estaban convirtiendo. 
Esa madrugada marcó el principio de una historia que ella había decretado imposible hasta que se encontró, de algún modo, salvada en sus brazos. Sin cursilerías: el registro de ese abrazo volvería una y otra vez en su memoria, durante mucho tiempo, sobreviviendo a todo. 
Tardó en descifrarlo, pero esa noche, una parte de si que desconocía, se reveló con él. Se abrió un portal, se liberaron demonios y ángeles. Algo del caos del universo se ordenó.
Se habían encontrado, y aunque aún no sabían bien qué hacer con eso, desde ese momento, la única certeza entre los dos, fue que existían. 

Sunday, August 24, 2014


.healingpower.


Como el agua.




Fuimos al bar que había elegido yo. Me pedí un Negroni. F no sabía qué era. Pidió una caipirinha de maracuyá. El nombre del trago, el trago en si y el que haya dicho ‘caipi’ fueron cosas que me pusieron de malhumor. Pero igual me gustaba.
*
Bikram yoga es una disciplina diferente a la de cualquier otro yoga. La razón principal es que se practica en una sala a 42° de temperatura. No hace falta tener experiencia previa, y lograr las posturas puede llevar un día, o cien, o toda la vida. No es lo que importa.
*
Nos sentamos en la barra. A él lo incomodaba, a mi me hacía sentir en mi territorio. No sé por qué razón necesité eso. Creo que efectivamente, porque me encantó ni bien lo vi, y me sentí vulnerable. No lo miré a los ojos. Pedí un gintonic.
*
Es necesario beber entre 3 y 4 litros de agua previos a la clase. No sirve tomar líquido un rato antes o durante la práctica. Es clave que la hidratación sea anterior, o el malestar es inminente.
*
Pedí otro gintonic y un vaso de agua. F pidió uno también. No paraba de hablar, estaba nervioso y no lo ocultaba. Yo estaba un poco alcoholizada, pero en mis niveles acostumbrados. Me di cuenta que quería darme un beso y no encontraba el momento. Me reí. Yo también quería que me diera un beso.
*
Una clase de Bikram dura 90 minutos. Son 26 posturas que se repiten dos veces. El profesor no hace posturas, sino que habla la clase completa, indicando qué hacer, segundo a segundo. Es un ejercicio de meditación activa, requiere máxima concentración. La única regla: no dejar la sala bajo ningún concepto. Lo único que hay que resistir son los 42°, el resto –la transpiración, el esfuerzo físico, los pensamientos-, son detalles.
*
Me agarró la mano. Nos reímos los dos. Eran las dos de la mañana, era enero. Habíamos tomado y hablado demasiado. Le conté que había empezado bikram ese día, me dijo que estaba loca. Hacía calor. Nos fuimos del bar caminando. En la esquina paró y nos besamos.
*
Utkatasana es la postura de la incomodidad. La número tres, del equilibrio. Aumenta la fuerza del cuerpo en general, fortalece y tonifica los músculos de las piernas, aumenta la flexibilidad en los dedos de los pies y los tobillos y alinea el sistema óseo.
*
Cuando nos despedimos F seguía visiblemente nervioso. Yo también, pero no quería que se notara. Me dio un beso que me dejó pensando la semana entera que le siguió a ese día y que no escribió.
*
El Negroni es un trago clásico de fines del 1800, que se prepara con una medida de rosso, una de Campari y una de ginebra. Se bebe en un vaso bajo, con una única pieza de hielo grande, para que el agua se vaya derritiendo progresivamente y el cocktail conserve su temperatura ideal durante más tiempo.
*
Volvimos  a vernos unos meses después. Otra vez invitó él, otra vez elegí el bar yo, pero esta vez era otro. Esta vez, la visiblemente nerviosa era yo. Tomamos Negronis los dos, nos fuimos borrachos, nos besamos. Hacía frío, ya no era verano. Hablamos demasiado otra vez, nos mentimos. Otra vez no volvió a escribir. Me jodió. Después de F salí con un chico que tomaba whisky como agua, que me llevó a su casa, que no quise volver a ver. 
*
La instructora de yoga repite que lo único importante es hacer, y soltar el resultado. Mientras tanto hace 42°, voy por la segunda postura y quiero huir.
*
Una indicación de que un bar es un buen bar, es cuando sirven agua acompañando un coctél, aún sin que el cliente lo pida. El agua es fundamental para nivelar la deshidratación que causa el alcohol.
*
La postura de camello o ustrasana abre y fortalece la caja torácica, pulmones y sistema respiratorio. Comprime la columna vertebral, aliviando problemas de espalda, liberando emociones y pensamientos. Casi todas las veces que la hago, me dan ganas de llorar.
*
Bikram. Cincuenta clases después. No estoy especialmente elástica, ni bajé demasiado de peso, ni logré soltar nada. No volví a ver a F. No tomo el agua suficiente. Pero sigo yendo igual.